INSTAGRAM Joan_Otazu

UNA MANERA DE VER EL MUNDO EN BLANCO Y NEGRO Y ESCUCHAR CON El OÍDO LOS COLORES
La mayoría de fotógrafos consagrados aseguran que no hace falta salir del propio barrio para disfrutar plasmando tu propia mirada del mundo. La belleza está en todas partes.La fotografía es una de las artes contemporáneas , que igual que la pintura, la escultura o la música pretenden ser una forma de expresión del artista para expresar emociones, sentimientos y pensamientos. La fotografía es una manera de mirar. No es la mirada misma. “La fotografía es un medio muy complejo, te pide que digas cosas con un esparadrapo en la boca”….. Blog 20 nov 2011. EMAIL: jroigota@orange.es

Pastor trashumante, un oficio en peligro de extinción. (Llum i Vida -PhotoImatge52).

Los rebaños iban acompañados por varios asnos de carga, de los que se ocupaba el zagal, que llevaban los víveres, el ganado propiedad de los pastores, redes largas que servían para encerrar dentro de ellas, en redil, a las ovejas por la noche, y además botas de cuero, primitivos utensilios de cocina, alimentos para pastores y mastines; pimientos, ajos, sebo, aceite y lo necesario para condimentar la comida, sal para el ganado, las pellejas de los animales muertos en ruta, etc.

Cuando los rebaños emprendían la marcha, iban encabezados por los carneros y las ovejas parideras. La partida comenzaba a mediados de abril y al pasar por los caminos andaban de 28 a 33 Km. diarios (de cuatro a seis leguas al día); pero en campo abierto la marcha no pasaba de los 11 Km., porque iban comiendo. Al llegar a los pastos, de verano o invierno, la primera ocupación consistía en la reparación de las casetas que iban a servir de refugio a los pastores. Esas edificaciones eran de techumbre de ramas y en forma cónica, y se ubicaban en zonas denominadas majadas, lugares donde se concentraba al ganado para pasar la noche. El mayoral, en cambio, se establecía en la localidad más próxima y se ocupaba de recoger el pan para los pastores y atender los trámites legales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario